¿Necesitas un experto?

phone icon+34 911847819
divider

Noticias

separator

¿Personal, RR.HH, Capital Humano…o qué?

0 Comments /

La historia del management está llena de modas, que se acompañan de términos que describen movimientos y/o filosofías de gestión. En este sentido, y refiriéndonos la gestión de las personas, se ha utilizado de todo. Primero se habló de gestión de personal, luego de gestión de RR.HH, luego de Capital Humano, etc.

Lo de la dirección de personal puede que no gustará porque era una suerte de función que había nacido, en no pocos casos, en el regazo inhóspito de una función financiera, con carácter inicial bastante controlador y sancionador. Posteriormente comenzamos a utilizar el término de RR.HH. para intentar incluir, a parte de la negociación colectiva, el concepto de desarrollo de personas auspiciado por los resultados de las investigaciones de la Escuela de Relaciones Humanas. Posteriormente se habla de Capital Humano para significar –algo que defiendo y en lo que creo- que las personas no son recursos (algo que sirve, vale lo mismo y produce el mismo valor esté dónde este), sino capital (fuente generadora de mayor o menor riqueza según se gestione.

Parece ser que cada año los filósofos alemanes trabajan conjuntamente para, entre otras cosas, elegir aquella expresión que consideran menos apropiada o más fea. Pues bien, el año pasado estos “pensadores” eligieron y dictaminaron que la expresión más fea de 2004 era Capital Humano. Humankapital, en alemán, fue para ellos la peor expresión difundida en ese año 2004. Quizá todavía les quede la reminiscencia de su paisano el renano Karl Marx, y confundan algunos de los principios contenidos en El Capital o en otras de sus magnificas obras.

La verdad, es que casi ningún término parece adecuado. No sé si es por complejos de inferioridad o por que realmente ninguno de estos conceptos expresa fielmente lo que esta área tiene que hacer o por que las propias áreas de personal, efectivamente, no sabe qué es lo que tiene que hacer. Quizá todo ello se deba a que en demasiadas ocasiones se confunde el fin con lo medios. Las direcciones de Personal o de Capital Humano, si lo prefieren- desde luego RR.HH. que es la denominación más comúnmente aceptada, es la menos apropiada porque supone una reducción y cosificación del ser humano- debe pensar en definir cuál es su misión para luego instrumentalizar su función. Quizá ello les ayude en la búsqueda de su identidad que, para el que suscribe, es generar valor para la empresa maximizando el rendimiento de la organización.

Expertos relacionados

separator
separator